BRAND BOOK

Manual de marca de una empresa, conocido entre los profesionales como Biblia de la marca, ya que es un libro donde se comenta de forma detallada su uso, donde se determinará con exactitud su personalidad.

Generalmente es manejado por el área de marketing en conjunto con el área de diseño, ayuda a definir la identidad de forma precisa, aportando a conservar la legalidad de la marca, permitiendo a quien maniobre la publicidad un correcto manejo al momento de su aplicación, así a su vez contribuye en el aumento del valor de la marca posicionándola con una identidad definida.

Un Brand Book siempre va acompañado de muestras, donde se observa el uso correcto de la marca en diferentes aplicaciones, desde estampados, bordados, impresos digitales, rotulaciones, etc.

El Brand Book se puede manejar partiendo con una serie de preguntas

  • ¿Cuál es la razón por la que fue creada la marca?
  • ¿Cuál es su misión?
  • ¿Cuál es la definición de mis productos y que es lo que liga a cada uno de ellos?

Estas tres preguntas deben estar presentes durante todo el proceso de elaboración del Brand Book ya que permitirá que no se pierda el enfoque y se mantenga una misma línea.

  • Puntualizar los valores enlistando cada uno de ellos
  • Definir la leyenda que acompañara nuestra marca, debajo de nuestro logotipo, la frase debe ser sencilla y dejar en claro ya sea la meta o el rubro.

Ahora toca el trabajo para la marca, saber si esta tiene una fácil pronunciación, si es clara, si comunicará lo deseado, si es fácil de recordar.

Definir colores pantone, formas, tipografía, para que en conjunto den vida al logotipo y que este dé a conocer los atributos que definimos para que apoyen a la marca al momento de ser identificada, por ejemplo: respeto, seriedad, inteligencia, veracidad, eficiencia.

Colocar todos los ejemplos donde puede ser plasmada la marca para así ocuparse como guía como son tazas, playeras, folders, hojas membretadas, tarjetas de presentación, rotulación vehicular, plumas, libretas, sudaderas, anuncios publicitarios, etc., así como el manejo de la marca en la parte digital, tanto en web, como en redes sociales.

Todo esto con la única finalidad de dar a la marca una personalidad unificada y clara para su uso y funcionalidad al momento de ser empleada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *